Estudiar en Argentina


Seleccione un tema para más detalles.

¿Por qué estudiar en Argentina?

Argentina es un país con 36 millones de habitantes, establecidos en una superficie de más de 1,5 millones de kilometros cuadrados, organizado según los principios republicanos de la división de poderes y con una organización federal, que se caracteriza por una tradición de más de 150 años en la generosa recepción de mujeres y hombres de todo el mundo, de diversas etnias, cultos e ideologías, al mismo tiempo que muestra un respeto y reconocimiento creciente para con sus comunidades aborígenes.

A sus paisajes, conocidos en todo el mundo, que combinan desiertos con pampas fértiles, playas mansas y extendidas con montañas nevadas y cataratas con glaciares, se une una vida en democracia fortalecida y un ejercicio institucional interrumpido desde 1983. Y más de 3.000 ciudades donde los habitantes ejercen en plenitud su cuidada autonomía y las 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ejercen la potestad en el ejercicio de sus responsabilidades de proveer a la población los servicios de salud, justicia, educación y seguridad.

Algunas de sus ciudades tienen más de 400 años de antigüedad, fundadas durante la colonización española, mientras que otras tienen menos de una década de creación, por lo que el visitante encontrará tradiciones seculares junto a una visión cosmopolita, en una combinación heterogénea que caracteriza a los argentinos.

La importancia dada a la educación desde más de 120 años atrás, permite mostrar una de las tasas de alfabetismo más altas del mundo, un argentino medio lector e interesado por los temas que desvelan a la humanidad, prestigiosos artistas, intelectuales y científicos, como así también profesionales que obtienen reconocimiento de sus capacidades en el país y en el extranjero.

Esa importancia también se expresa mediante un sistema de 107 instituciones universitarias, estatales y privadas, que nuclean a más de 1.500.000 estudiantes que asisten a establecimientos recientemente creados o a universidades fundadas previamente a la conformación del estado argentino, como son los casos de las Universidades de Córdoba y Buenos Aires, creadas en 1613 y 1821 respectivamente.

Con respeto a los futbolistas que recorren el mundo, en los últimos años se ha sumado el reconocimiento de otras manifestaciones deportivas colectivas en las que Argentina ha comenzado a sobresalir: basketball y volleyball masculino, hockey sobre césped femenino y rugby alcanzando posiciones de privilegio en los torneos más importantes del mundo.

Todo ello señala el entusiasmo de los jóvenes por las prácticas deportivas. Muchas de las instituciones universitarias argentinas tienen sus propios equipos que compiten internamente o participan de ligas regionales o nacionales.

Así, los estudiantes internacionales al venir a la Argentina se encontrarán con un país que les ofrece una amplia, diversificada y calificada oferta de estudios universitarios, tanto de grado como de posgrado, con un costo de vida accesible, compartiendo las actividades académicas con jóvenes de otros países y la posibilidad de desarrollar una experiencia de vida única recorriendo un país de contrastes en su geografía y clima.



Excelencia

En distintos campos de las artes, la ciencia y la tecnología, Argentina puede mostrar figuras con reconocimiento mundial. Así, escritores como Jorge Luis Borges, Ernesto Sábato, Adolfo Bioy Casares, Manuel Puig, Julio Cortázar, y Osvaldo Soriano, entre otros, muestran una estatura internacional vastamente conocida.

Los tres primeros han recibido el Premio Cervantes de Literatura. En tanto Beatriz Sarlo, Atilio Borón, Miguel Bonasso y Juan Gelman han sido acreedores del Premio Casa de las Américas, mientras que Marcos Aguinis ha obtenido el Premio Planeta.

Directores de cine han recibido premios internacionales prestigiosos como el Oscar de la Academia Norteamericana por parte de Luis Puenzo y el Goya de la Academia Española a manos de Jorge Doria. Músicos reconocidos como Marta Argerich y Daniel Barenboim, compositores como Gustavo Santaolalla, dos veces ganador del Oscar, Astor Piazzola, Lalo Schifrin y el Gato Barbieri. Bailarines como Maximiliano Guerra y Julio Bocca y pintores de la talla de Antonio Berni, Raúl Soldi, Fernando Fader, Xul Solar y Benito Quinquela Martín, entre otros dan muestras de fina sensibilidad y calidad artística y profesional.

Un capítulo especial merecen los logros obtenidos por los siguientes laureados con el Premio Nobel: Medicina para Bernardo A. Houssay y César Milstein, Química a Luis Federico Leloir y de la Paz a Carlos Saavedra Lamas y Adolfo Pérez Esquivel.

 



Garantía de Calidad

Las carreras de grado y pregrado que ofrecen las universidades argentinas y la consecuente validez nacional de los títulos otorgados están sujetas al régimen de reconocimiento oficial brindado por el estado argentino a través del Ministerio de Educación, según señala el artículo 41 de la ley Nº 24.521, de educación superior.

Por otra parte, la misma norma impone que, para aquellas carreras que comprometan el interés público poniendo en riesgo de modo directo la salud, la seguridad, los derechos, los bienes o la formación de los habitantes, se requerirá que sean acreditadas periódicamente por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU), o por entidades privadas constituidas con ese fin y debidamente reconocidas.

Dicho organismo tiene carácter público y descentralizado, funcionando en jurisdicción del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología. Tiene por finalidad la de garantizar la fe pública a través de procesos sistemáticos de evaluación y acreditación y tiene a su cargo la evaluación institucional de todas las universidades nacionales, provinciales y privadas y la emisión de recomendaciones sobre los proyectos institucionales de nuevas universidades estatales y de las solicitudes de autorización provisoria y definitiva de establecimientos universitarios privados.

Con respecto a las carreras de postgrado, el artículo 46 de la citada ley establece que la CONEAU debe acreditar a todas ellas, pudiendo ser Especializaciones, Maestrías o Doctorados, en un todo de acuerdo con los estándares que establece el Ministerio de Educación, en consulta con el Consejo de Universidades.

Por otra parte, la misma ley establece en su artículo 44, que las instituciones universitarias deberán asegurar el funcionamiento de instancias internas de evaluación institucional, complementadas con evaluaciones externas, que se harán en el marco de los objetivos definidos por cada institución, de manera periódica y al menos cada seis años.

Las evaluaciones externas están a cargo de la CONEAU o de entidades privadas constituídas con ese fin, con la participación de pares académicos de reconocida competencia.

Asimismo las instituciones universitarias argentinas, y de manera voluntaria, acreditan algunas de sus carreras y son evaluadas externamente por reconocidos organismos internacionales, con la intención de mantener altos sus estándares de calidad y mejorar los servicios académicos que brindan.



Multiculturalidad

Argentina es un país multicultural y multiétnico donde conviven armónicamente culturas, tradiciones y cultos de más de 40 países. Esta diversidad ha sido reconocida en la Constitución Nacional, donde en su artículo 20 señala que los extranjeros gozan en el territorio de la Nación de todos los derechos civiles del ciudadano argentino, pudiendo entre otros actos ejercer libremente su culto; sin estar obligados a admitir la ciudadanía, ni a pagar contribuciones forzosas extraordinarias.

El mismo reconocimiento se encuentra en la ley Nº 26.206, de educación nacional, por la que el estado nacional asegura condiciones de igualdad, respetando las diferencias entre las personas sin admitir discriminación de género ni de ningún otro tipo.

En la misma norma se hace particular reconocimiento a la condición de los pueblos aborígenes, asegurando a los pueblos indígenas el respeto a su lengua y a su identidad cultural, promoviendo la valoración de la multiculturalidad en la formación de todos los educandos.

A las raíces indígenas y a la presencia española desde el siglo XVI se sumó, en la segunda mitad del siglo XIX y la primera del XX, un importantísimo caudal inmigratorio de origen predominantemente europeo, que constituye otro pilar fundamental de los valores y cultura argentinos.

Así como existen representaciones diplomáticas de casi todos los países del planeta, también se encuentra diseminada por toda la Argentina una importante cantidad de colectividades de origen extranjero, quienes celebran sus festividades y desarrollan sus actividades religiosas en un marco de respeto por parte de las mujeres y hombres de nuestro país.

En Argentina existe una amplia libertad de cultos garantizada por la Constitución Nacional, con predominancia de la iglesia católica, ya que un 77% de los argentinos han sido bautizados como tales. Como en otras partes de América Latina la religión católica en Argentina ha desarrollado fuertes creencias alrededor de la figura de la virgen, como en el caso de la Virgen de Luján en la Provincia de Buenos Aires, la Virgen de Itatí en Corrientes, y la Virgen del Valle en Catamarca.

La religión que mayor crecimiento ha mostrado en los últimos años es el evangelismo que cuenta con 15.000 templos y unos 4 millones y medio de seguidores; otras comunidades religiosas son la cristiana ortodoxa (0,6%), judía (0,5%), espiritista (0,2%) e islámica (0,2%). El 16% de la población argentina se considera no religiosa (agnósticos) y el 4% se define como atea. Al año 2007, unos 2.500 cultos han sido oficialmente reconocidos y aceptados por el estado nacional.

Existen creencias populares de carácter religioso muy difundidas, como el culto a la Difunta Correa, la Madre María, Pancho Sierra o el Gauchito Gil.

En algunos casos y a través de ceremonias populares es posible reconocer creencias precolombinas o africanas, a veces combinadas con elementos de la religión católica romana y/o evangelista, como la generalizada costumbre popular de arrojar el primer trago de vino a la tierra como ofrenda a la Pachamama, cuyo culto se mantiene relativamente estable en el noroeste argentino.



Seleccione un tema para más detalles.

Universidades Nacionales

Con esta denominación o la de universidades del estado, se identifica a aquellas instituciones que se han creado por ley del Honorable Congreso de la Nación, salvo las que preceden a la constitución del propio estado (como las Universidades Nacional de Córdoba y de Buenos Aires), son personas jurídicas de derecho público y reciben financiamiento por parte del estado nacional para su funcionamiento regular, mediante la ley de presupuesto anual.

Representan la proporción más importante del sistema universitario argentino: más del 80% del estudiantado se encuentra en sus aulas, sus sedes tienen cobertura en todas las provincias del territorio nacional, realizan más del 50% de la investigación científica del país y brindan asistencia técnica al sector público y privado.

A la fecha alcanza a 40 el número de universidades nacionales, a las que concurren, aproximadamente 1.275.000 estudiantes. Sus rectores forman parte del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), ámbito de coordinación y acuerdo, reconocido por la ley de educación superior 24521.

Universidades Privadas

Las universidades privadas se conforman como asociaciones civiles o fundaciones, sin fines de lucro. Están presentes en Argentina desde fines de 1950, siendo la primera de ellas la Universidad del Salvador. Algunas de ellas están ligadas a comunidades religiosas (católicas mayoritariamente) y otras son de carácter laico.

Sus máximas autoridades se nuclean en el Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP) y junto al CIN forman parte del Consejo de Universidades, órgano de consulta del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología. En total son 45 Casas de Altos Estudios, asistiendo a ellas unos 300.000 estudiantes.



Cursos de Graduación y Pre-Graduación

A continuación usted podrá seleccionar los posgrados universitarios de su interés, recordando que tendrá por respuesta aquellos que se encuentran acreditados, por parte de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria.

Para una selección más ajustada a sus requerimientos, podrá indicar la modalidad, la región del país o Provincia donde se dicta el posgrado buscado, el tipo de institución o la Universidad específica, el área disciplinar o científica de su búsqueda, según la organización estadística oficial.

 



Posgrados

A continuación usted podrá seleccionar los posgrados universitarios de su interés, recordando que tendrá por respuesta aquellos que se encuentran acreditados, por parte de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria.

Para una selección más ajustada a sus requerimientos, podrá indicar la modalidad, la región del país o Provincia donde se dicta el posgrado buscado, el tipo de institución o la Universidad específica, el área disciplinar o científica de su búsqueda, según la organización estadística oficial.

 



Viver en Argentina

Extensión y límites
La República Argentina es el segundo estado más extenso de América del Sur y el octavo en extensión de todo el planeta. La superficie total es de 2.791.810 km², manteniendo reclamos correspondientes a las Islas del Atlántico Sur, controladas por el Reino Unido, y al territorio antártico denominado como Antártida Argentina.
Limita al norte con Bolivia y Paraguay, al nordeste con Brasil, al este con Uruguay y al sur y al oeste con Chile.

Geografía
La característica fundamental del relieve argentino es el enorme contraste que ofrecen las inmensas llanuras orientales y la impresionante cordillera de los Andes al oeste, la que posee la cumbre más alta del hemisferio occidental: el Aconcagua, de 6.959 metros.

En su recorrido desde Jujuy hasta la Tierra del Fuego, la cordillera exhibe la maravillosa variedad de su paisaje: desde los altiplanos del noroeste -desérticos, con valles, quebradas y coloridos cerros- hasta la región de los lagos, bosques y glaciares de la Patagonia.

La nieve de San Carlos de Bariloche, las playas de la Costa Atlántica, las Cataratas del Iguazú, el Glaciar Perito Moreno, las Sierras Cordobesas, la Quebrada de Humahuaca y los diferentes Parques Nacionales son algunas de las bellezas que se pueden disfrutar visitando Argentina, un país variado y deslumbrante.

Clima
La Argentina tiene una gran variedad climática: templado y húmedo en la llanura pampeana, frío y húmedo en el extremo oeste de la Patagonia , subtropical en la parte norte de la Mesopotamia y cálido en el Noroeste. Desde noviembre hasta marzo, la temperatura media es de 23° C y, de junio a septiembre, de 12°C.

Turismo
El extenso territorio de la República Argentina está dotado de grandes atractivos turísticos. Este sector conoce un gran impulso, en parte debido a que el nuevo equilibrio monetario tras la devaluación de 2002 favoreció el arribo de turistas extranjeros, provocando un repunte notorio del sector: los ingresos por turismo receptivo ocupan el tercer lugar en el ranking de entrada de divisas por exportaciones. En 2004, el sector representó el 7,2 % del PBI.

Los extranjeros ven a la Argentina como una zona sin conflictos armados, terrorismo o crisis sanitarias. Según cifras oficiales, en 2005 el país recibió a más de 3.700.000 turistas extranjeros. Esto significó unos 3.100 millones de dólares de ingreso de divisas. Para 2006, se estima que éstas alcancen los 3.500 millones de dólares y visiten el país unos 4.200.000 extranjeros. La Argentina es el segundo país más visitado de Sudamérica (detrás de Brasil) y el quinto más visitado del continente americano. Los turistas provienen principalmente de Brasil, Chile, Perú, Colombia, México, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Venezuela y Paraguay, y los europeos de España, Italia, Francia, Alemania, Inglaterra y Suiza.

Buenos Aires se destaca como el centro favorito de los turistas extranjeros. Son atraídos por una ciudad vertiginosa, populosa, cosmopolita y con amplia infraestructura. Entre otros muchos factores, el tango es uno de los motivos para la visita no sólo a la capital argentina, sino también al resto del país. La característica noche porteña sorprende al recién llegado por la gran cantidad de oferta cultural, gastronómica y de entretenimiento.

Las Cataratas del Iguazú están ubicadas en la provincia de Misiones. En 1984 fueron declaradas Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO. La impresionante belleza paisajística de la escenografía, así como la variada y abundante vida animal y el interés botánico que encierran, han convertido a este paraje en uno de los centros turísticos más importantes y bellos del mundo.

Las provincias Salta y Jujuy encierran los principales centros urbanos prehispánicos de Sudamérica, en buen estado de conservación, a lo que debe unirse un panorama único como la Quebrada de Humahuaca, declarada Patrimonio de la Humanidad. Desde estas provincias se accede con facilidad a través de caminos pavimentados a Chile y Bolivia.

Los glaciares son una de las principales atracciones de la Patagonia Argentina. El más conocido es el Glaciar Perito Moreno, cuya accesibilidad y característica ruptura periódica le otorgan un singular atractivo. Se expande sobre las aguas del Brazo Sur del Lago Argentino, con un frente de 5 km y una altura por sobre el nivel del lago, de entre los 70 y 60 metros. Esta majestuosa pared de hielo cubre una extensión de 230 kilómetros cuadrados. El área de hielos continentales y glaciares es un tesoro natural, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981.

Otras zonas turísticas de importancia son: Mar del Plata y la costa atlántica de la provincia de Buenos Aires (sobre todo para los turistas argentinos en la época estival); las Sierras de Córdoba, las nieves de Bariloche y los viñedos de Mendoza.

Cuando Viajar
Recuerde que en el hemisferio austral las estaciones son opuestas a las del boreal. En general, el verano, con temperaturas suaves y días largos, es la estación más favorable en la Patagonia y los Andes meridionales. En invierno es recomendable viajar por el norte y noroeste, pues las lluvias son menos frecuentes y las temperaturas tropicales descienden algunos grados. Otoño y primavera son magníficos en Buenos Aires, Cuyo y áreas precordilleranas de La Rioja y Catamarca.

Población
La población actual de la Argentina es de poco más de 36 millones de habitantes, de los cuales casi la mitad reside en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires. Estas cifras indican una densidad de 13 habitantes por km2. Con la llegada de la inmigración europea, el mestizo -cruce entre blanco e indio- se fue diluyendo poco a poco, y hoy alcanza el 4,5% de la población argentina. La población indígena pura mapuches, collas, tobas, matacos y chiriguanos, entre otros, representa el 0,5% de los habitantes.

Idioma
El idioma oficial de la República Argentina es el español. En Buenos Aires adopta formas del lunfardo, jerga del ámbito porteño.

La amplitud del país, la existencia de distintos sustratos lingüísticos producidos por la variedad de lenguas amerindias y las diferentes aportaciones de las lenguas vernáculas de los inmigrantes europeos de finales del siglo XIX y comienzos del XX han dado lugar a varias modalidades dialectales diferentes.

La que se reconoce como típicamente argentina fuera del país es el español rioplatense, fuertemente influido por el italiano, que presenta la particularidad de ser voseante aún en los registros más formales de la lengua.

El idioma guaraní (avañe’ë) cuenta con hablantes en las provincias nororientales del Chaco, Formosa, Misiones y especialmente Corrientes. El idioma quechua cuenta con gran cantidad de hablantes en la provincia de Santiago del Estero. En la periferia de las grandes aglomeraciones urbanas, producto de constantes migraciones del noreste argentino, de Paraguay, Bolivia y Perú, hay hablantes del guaraní, quechua y aymara.

Telecomunicaciones
Argentina ofrece servicios telefónicos de distinto tipo: fijo o domiciliario, móvil, que alcanza al 75% de la población y negocios donde pueden realizarse llamadas locales, nacionales o internacionales (locutorios). El servicio postal cubre todo el país, siendo el principal proveedor el Correo Argentino. Circulan en la Argentina más de 200 diarios, siendo los principales publicados en Buenos Aires: Clarín (el de mayor circulación) y La Nación.

Hay casi 1500 estaciones de radio, de las cuales 260 son de amplitud modulada y unas 1150 de frecuencia modulada. Las principales señales televisivas que transmiten desde Buenos Aires son: Canal 13, América TV, Telefe, Canal 9 y Canal 7, siendo este último de propiedad estatal y el único de alcance totalmente nacional.

Asimismo Argentina se destaca por la gran cantidad de canales de televisión por cable. Según datos de 2001, la gran mayoría de los hogares posee televisión y el 54% cuenta con TV por cable, la penetración más alta de América Latina. A fines de 2002, Argentina contaba con 3,8 millones de computadoras. En 2005 la disponibilidad de internet alcanzó al 26,3% de la población, con más de 10 millones de usuarios.